h1

Inocencia morbosa

febrero 21, 2009

Los medios no son inocentes. Si algo ha demostrado la feroz competencia de audiencias especialmente en los últimos años, es que los medios están dispuestos a casi todo. La joven sevillana Marta del Castillo, desaparecida hace todavía menos de un mes, se ha colado en los hogares de miles de personas a través de imágenes, vídeos, testimonios, entrevistas, y, quizá lo más degradante, reconstrucciones de los hechos más que censurables realizadas por algunos medios que parecen carecer de cualquier tipo de ética profesional.

La recopilación morbosa y despiadada de información prescindible, rica en detalles propios del peor humor negro, sin embargo, no es algo nuevo. Así lo demuestran los seguimientos mediáticos realizados a propósito de anteriores casos de características similares en España. Sucesos como la matanza de Puerto Hurraco, en agosto de 1990; el secuestro y asesinato de las llamadas “niñas de Alcásser”, en enero de 1993; el brutal asesinato de la joven Sandra Palo, en mayo de 2003; y el reciente asesinato de la niña de Huelva Mari Luz Cortés, en enero de 2008, son los máximos y más cercanos precedentes de lo que ha ocurrido en los medios a propósito del asesinato de la joven sevillana.

Reportajes en las casas, reconstrucciones dramatizadas de los hechos, pasando por miniseries y todo tipo de entrevistas que buscaban hasta el más mínimo detalle del desenvolvimiento de la tragedia, son algunas de las perlas que los medios habían ofrecido hasta ahora en los anteriores casos, sumándose, en este último, la acción paranoica y absolutamente premeditada de las “campañas de búsqueda” realizadas en las redes sociales, especialmente la red Tuenti.

Desde la desaparición de Marta, el 24 de enero de este mismo año, esta red social se vio colapsada por la creación de todo tipo de eventos destinados a efectuar una búsqueda imposible de la joven, ya que, como se demostrara unas semanas después, su fallecimiento se había producido la misma noche de su desaparición.

 

Más allá de los usos policiales de la mencionada red social, se ha procedido a destripar las cuentas que tenían en la misma los relacionados en el caso, especialmente el de Miguel Carcaño, asesino confeso de la joven. Por tanto, el espacio mediático nacional ha sido testigo de diversas imágenes privadas de varios jóvenes, entre los que se encontraban varios menores de edad.

Así, cabe preguntarse, ¿dónde queda el derecho a la intimidad individual? ¿Hasta dónde están dispuestos a llegar los medios por acaparar audiencia? ¿Hasta dónde se extiende el deleznable morbo del público, ávido de conocer detalles del todo insignificantes, con el triste y único objetivo de poder horrorizarse un poco más?

La periodista Nieves Herrero asistió al desmoronamiento de su carrera profesional con su visita a Alcásser, donde realizó un programa especial en compañía de familiares y vecinos, para mostrar al público unos minutos cargados de lágrimas y gritos que pedían justicia (y en algunos casos hasta se atrevían a gritar en favor de la pena de muerte).

 Lo mismo podría (y debería) ocurrir ahora con presentadores como Ana Rosa Quintana o Nacho Abad, responsable del programa “Rojo y Negro” de Telecinco, que tuvieron el valor de llevar al plató a la actual novia del supuesto asesino, Miguel Carcaño, para que les relatara los detalles de los últimos días de convivencia con el joven. Independientemente de que esos detalles pudieran interesarle a alguien (espero que no), el resultado no dejó de ser, una vez más, vergonzante. El siguiente vídeo muestra la triste reconstrucción de los hechos ocurridos la tarde de la desaparición de Marta, realizados con mucha sangre fría por “profesionales” de Rojo y Negro:

Paralelamente, y pese a la acumulación de casos, la justicia no parece dispuesta a actuar eficazmente, debido en gran parte a un sistema judicial suave en exceso en la penalización de estos casos. Sin ir más lejos, uno de los asesinos de Sandra Palo, asesinada en 2003, ya se encuentra en libertad,  tras cumplir una ínfima condena de tan sólo cuatro años, pese a haber perpetrado un brutal asesinato en el que la víctima había sido torturada y quemada viva.

El debate sobre los medios continúa vigente. Hay quienes dicen que la culpa de todo la tienen los medios, otros dicen que la responsabilidad cae sobre el público que consume este tipo de contenidos, otros gritan por la justicia y algunos más callan asustados. Sin embargo, los casos se repiten y la situación continúa igual, e incluso empeora si tenemos en cuenta el activo papel desempeñado en este último episodio por la red social Tuenti.

 Enric González, en una columna de opinión publicada en “El País” el pasado 18 de febrero, afirma que “el seguimiento mediático no tiene nada que ver con el periodismo. Es espectáculo y entretenimiento, generalmente de mal gusto, pero no es periodismo”.

En definitiva, y aunque Enric González tenga razón, o al menos de forma parcial, lo que no se puede negar es que hasta los medios más serios, aún sin ofrecer detalles morbosos, sino dedicándose a la información pura y a su análisis, han formado parte del juego mediático establecido alrededor de una nueva tragedia, convirtiendo el suceso en un tema de interés nacional, y aprovechando de paso para desviar la atención de otros tema de mayor trascendencia para la población. Un simple vistazo al archivo digital de cualquier periódico nacional puede confirmar esta obsesión por la reciente tragedia:

¿Acaso conocemos de forma tan exhaustiva los detalles de la marcha de la crisis económica, o tenemos suficientes testimonios y entrevistas sobre el caso de corrupción destapado en el Partido Popular? No, claro que no, ya que resulta mucho más aconsejable que la gente pase la tarde revolviéndose en su asiento ante la reconstrucción de una tragedia puntual que conociendo los prolegómenos concernientes a aquellos que dirigen el país en el que viven.

Algunas de las fuentes a las que he recurrido para llegar a esta serie de conclusiones, además de las ya especificadas a lo largo del texto, han sido las siguientes:

http://www.youtube.com/watch?v=dmcbXJxvNQ8

http://es.wikipedia.org/wiki/Masacre_de_Puerto_Hurraco

http://es.wikipedia.org/wiki/Caso_Mari_Luz

http://mujeresonline.net/general/sandra-palo-un-caso-que-no-consigue-justicia-plena

http://es.wikipedia.org/wiki/Crimen_de_Alc%C3%A1cer

http://www.elpais.com/articulo/espana/Cientos/personas/arropan/Madrid/familia/Marta/Castillo/elpepuesp/20090221elpepunac_14/Tes

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: